Previous ◁ | ▷ Next

Loading

¿Hay software gratis?

¿Cómo es posible realizar investigación científica si no es posible acceder a tecnología de punta porque o es restringida o es muy cara?

Esa es una de las principales barreras que han dificultado o detenido el avance de empresas y países. Pero, ¿en verdad no hay tecnología disponible?

La respuesta es: sí hay tecnología disponible, sobre todo en lo que tiene que ver con tecnología de información.

En el presente artículo abordaré sobre el tema software, más adelante trataremos sobre otros tipos, pero vamos por partes:

Con una simple búsqueda en google si añaden las palabras "open source" o "código abierto" encontrarán una gran cantidad de programas que pueden descargar y utilizar sin costo: desde procesadores de palabras hasta modeladores de procesos, programas de diseño (como Ilustrator y Photo Shop), administración de proyectos y sistemas ERP.

Pero no solo existen para el ámbito empresarial o académico, sino también para simulaciones científicas o para aplicaciones técnicas: ingeniería, arquitectura, etc...

Otro de los ejemplos de este tipo de programas es el sistema operativo Linux (con diferentes variantes) y el paquete de ofimática OpenOffice

Lo más importante es que no solamente se pueden descargar y utilizar estos programas sino, también, modificarlos. Me explico: si ustedes pagan e instalan un programa en su computadora, pueden hacer todo el uso que quieran con él, pero no pueden entrar a su código de programación ni modificarlo. Esto se hace para mantener en secreto el conocimiento y asegurar que quien quiera usar el software deba pagarlo, lo cual no está mal puesto que está acorde a la propiedad intelectual o derechos de autor.

Pero existe una ola creciente de desarrolladores que piensan que el conocimiento no debe ser restringido puesto que limita el desarrollo (valga la redundancia) de personas, empresas y países. Estas personas dedican su tiempo y conocimientos en crear software de libre difusión.

¿Fantástico verdad?

Pues sí, de hecho esta misma página, en la que se encuentran leyendo este artículo ha sido desarrollada en un sistema de administración de contenidos (CMS por sus siglas en inglés) de código abierto llamado Joomla, y utiliza como base de datos MySql que también es de libre difusión y contiene algunas aplicaciones como las que sirven para presentar fotografías y diapositivas como las que ver arriba que también son de descarga, uso y modificación libre.

Para escribir los artículos, realizar tablas y diapositivas, también se ha utilizado editores de texto, datos y presentaciones de código abierto (OpenOffice.org), así mismo, para la edición de fotografías (Gimp)

Pero no hay que confundir las cosas, todos, o muchos de estos programas se amparan en una licencia de uso "Copy Left"

¿Mande?

Ya voy, ya voy,... El copy left (nombre por oposición al copy right o derechos de autor) es una filosofía que permite poner a disposición de los demás una aplicación asegurando el crédito para el autor y delimitando el uso en ciertas condiciones, como por ejemplo la licencia GNU / GPL. El tema es mucho más amplio y profundo por lo que les recomiendo, si desean enterarse más, el siguiente link: http://www.gnu.org/gnu/thegnuproject.es.html

¿Dónde está el truco?

No hay truco, pero el fin es generar una red de desarrolladores que permanentemente estén mejorando las aplicaciones y poniéndolas a disposición de los demás.

¿Y entonces, de qué vive esa gente?

Hay varias formas en que encuentran sus ingresos:

  • Donaciones. Las personas que usan estos programas pueden sentir los beneficios que les brinda, la facilidad que obtienen y realizar donaciones hacia los desarrolladores, estas donaciones en la mayoría de los casos no tienen mínimo, pueden ser unos pocos dólares o muchos, depende de cada uno.
  • Venta de otras aplicaciones o las mismas aplicaciones más completas. Muchas veces se encuentran que los mismos desarrolladores, han realizado una nueva versión con mejoras y complementos y ésta sí es comercial. Eso no quiere decir que la versión gratuita no sirva, recuerden que hay toda una red de personas probando y usando estos productos y haciendo comentarios en foros, de manera que si una apliación gratuita no sirve, ustedes podrán enterarse de eso en los foros y también podrán publicar sus comentarios. En el peor de los casos, tan solo desinstalan la aplicación y buscan otra que les sirva mejor.
  • Consultoría y asistencia técnica. Empresas o personas que no quieran contratar sus propios técnicos o desarrollar sus aplicaciones, suelen contratar a estas personas para que lo hagan por ellos.

Claro, estos programas no son "para todo el mundo"; un usuario regular de programas de ofimática podría sentirse  un poco frustrado puesto que deberá buscar pacientemente algunas opciones hasta habituarse con el nuevo programa. Pero si se es una persona con curiosidad, ganas de aprender y tiene un poco de paciencia, encontrará súmamente motivador el desafío.

Me pareció muy apropiado la advertencia descrita en la página de documentación de Joomla:

"No todo el mundo que esté siguiendo este manual tendrá la experiencia necesaria para sentirse cómodo con él. Necesita saber un poco de computación, por ejemplo:

  • Saber como encontrar archivos en su computadora y saber cómo crear carpetas
  • Ser capaz de descargar algo de una página web y guardarla en el lugar apropiado en su computadora
  • No caer en pánico si no entiende algún concepto "

No se necesita ser experto ni en software ni en programación, se necesita tan sólo curiosidad y paciencia, porque detrás de cada una de estas apicaciones hay toda una red de programadores y usuarios expertos que permanentemente están ayudando a los demás.

Pero, es exáctamente aquí donde entra la investigación y el desarrollo con los que iniciamos este artículo. Porque con estas aplicaciones, un investigador, un desarrollador, una empresa realmente interesada en la innovación, universidades, centros de investigación, etc.,  tienen las herramientas adecuadas de alta calidad para iniciar y manetener sus proyectos.

Teniendo esto, ya solo nos falta voluntad. ¿La tenemos?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar