Previous ◁ | ▷ Next

Loading

Hermano ¿crees en ángeles?

- No, no creo, me contestó muy directamente mi amigo, - ¿por qué? ¿Tú sí?

- No, nooo, bueno..., no sé, es que... hay una historia...

- ¿Qué? ¿Te contaron una historia de ángeles?

- No, no me la contaron, me pasó a mí, bueno, a unos amigos y a mí, hace mucho tiempo, y necesito contarla, ¿me escuchas?

- Sí, dale...

El caso es que, como te decía, hace mucho tiempo, regresábamos de visitar unas amigas que vivían en un lugar al cual, para llegar se debía salir de la autopista y recorrer aproximadamente medio kilómetro por un camino de tierra.

A los lados del camino no había mucho, bastante vegetación, en todo caso, y unas pocas casas.

Había ya oscurecido y estábamos en una camioneta grande, creo que era una silverado, ibamos en la cabina 3 personas , cuando a unos 200 metros de la salida a la autopista, nos pidió aventón un borrachito.

Contentos como ibamos, paramos para que se subiera al balde, el borrachito quiso subirse adelante, pero se lo impidimos:

- No, si quieres te llevamos, pero súbete atrás.

Se subió el borrachito y partimos, aún conversando y riéndonos, cuando de pronto, 10 o 20 metros más adelante, en un lugar donde no había nada alrededor, salió una humareda por debajo del capót.

Asustados, nos bajamos y lo abrimos, tan solo para asustarnos aún más cuando vimos una llamarada en los cables que pasaban cerca del filtro de gasolina.

Sin pensar lo que hacía, me saqué la chompa y ...

- ¿La qué? - dijo mi amigo que no es ecuatoriano

- La chompa, chamarra, chaqueta,...

- Ah

Decía que me saqué la chaqueta y la lancé sobre el fuego para extinguirlo; el resultado, una chaqueta quemada y el fuego avivado.

Del susto no nos habíamos dado cuenta, que el borrachito se había bajado de la camioneta y estaba junto a nosotros, tan solo lo recordamos cuando se lanzó hacia los cables, con las manos desnudas y los apagó.

Sin saber que hacer, casi en pánico, nos pusimos a revisar si había más fuego en otras partes del vehículo y cuando estuvimos convencidos de que no había más, regresamos a ver a nuestro salvador para darle las gracias...

...pero ya no estaba ...

Lo llamamos, buscamos y esperamos, pero no lo volvimos a ver.

Y aún me pregunto, cómo una persona con las manos quemadas, desaparece en un lugar solitario, sabiendo que tenía cerca a 3 personas que harían lo que sea por ayudarlo, después del sacrificio que hizo por nosotros...

- Y, ¿Sugieres que era un Ángel?

- Pues, sí, finalmente sí y ... ¿tú,qué opinas?

...

¿y ustedes?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar