Previous ◁ | ▷ Next

Loading

Quito - Zamora - Quito. La decisión

Estabamos conversando animadamente, luego de un largo día de trabajo, sobre la necesidad de regresar a Quito (estábamos en Zamora) para cumplir con varios compromisos, cuando de repente uno de nosotros dijo:

- Vamos en auto

En honor a la verdad, no lo pensé mucho en ese momento, me pareció una excelente oportunidad de conocer o de re conocer una ruta por la que no había pasado en mucho tiempo (de hecho, solo había llegado por tierra hasta Cuenca), y acepté de inmediato.

Luego, al realizar los preparativos del viaje, comencé a pensarlo más profundamente: de acuerdo a la estimación de distancia, nos tomaría aproximadamente 14 horas y, debido a que teníamos programada una reunión en Cuenca el viaje se haría más largo.

Pero en fin, lo habíamos decidido y nos embarcamos.

Salimos a las 6:00 a.m. y 24 horas más tarde estabamos llegando a Quito, los acontecimientos de ese viaje no los detallaré aquí, lo que sí mencionaré es que el viaje me produjo tal impresión que a la primera oportunidad que tuve le dije a mi familia:

  - ¡Vamos a Zamora en auto!

Me mirararon como su hubiera bebido

- No, en serio, vamos con calma, llegamos en un día hasta Cuenca, al día siguiente salimos a Loja y luego llegamos a Zamora.

El plan era atrevido, debíamos recorrer en un solo día 432 kilómetros y al día siguiente 265 kilómetros más a través de la cordillera de los Andes. Dado lo accidentado del terreno y las condiciones climáticas esas distancias significaban aproximadamente 12 horas el primer día y aproximadamente 6 horas más el segundo. Vale decir que nos embarcaríamos en el viaje 4 personas: mi esposa, mis dos hijos (de 10 y 6 años) y por supuesto el "inquietoso" (yo)

El espíritu aventurero de la familia, atizado por mis descripciones de los paisajes y de los lugares a lo largo de la ruta, terminaron por desvanecer cualquier duda y, una semana más tarde, estábamos preparando las maletas y el equipo de viaje.

Hasta aquí llega esta primera parte de la historia, pero por si deciden embarcarse en este viaje en auto particular, antes de que les cuente el resto de la historia, les aconsejo llevar lo siguiente:

  • Ropa abrigada y ropa fresca (hay lugares en la carretera que se está a máss de 3.000 m.s.n.m y otros que son completamente tropicales
  • Agua, como es lógico, pero tambien un pequeño cooler, puesto que el agua se calienta en los recipientes y es como si no se hubiera llevado nada
  • Alimento para picar: bocaditos, algo de fruta, chocolates y caramelos (muy importante para el frío y los cambios de presión) no lleven comida muy sustanciosa, en el viaje tendrán la oportunidad de empacharse.
  • Si fuman lleven provisiones, hay algunas partes en las que, dependiendo de la hora, no encontrarán nada.
  • Papel higiénico. a pesar de que en todas las gasolineras hay baños, no todas tienen este elemento indispensable.
  • Bloqueador solar, repelente, vitamina B, gorras y gafas.
  • Linternas. Sí, plural, en próximos articulos sabrán por qué.
  • Obviamente herramientas, llanta de emergencia, botiquín de primeros auxilios, franela, bidón (para agua o gasolina)
  • Desempañante de vidrios
  • Cámara de fotos y/o video
  • Botas de agua, botas de montaña y zapatillas
  • Algo de alimentos enlatados (atún, fréjol) y algo de pan
  • No mucha ropa, no habrán ocasiones de usar el fraq y nadie se molestará si no va de corbata

 Próximo artículo: Primera etapa Quito-Ambato


Ver Quito Zamora Quito en un mapa

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar