Crónicas

El Churito

Allá abajo, cerca de la frontera, vive El Churito; de hecho, si existiera un camino directo, la frontera estaría muy cerca, pero no hay camino directo, y tampoco habría como, porque la zona en la que está enclavada, La Paz, es sumamente montañosa; tan solo un camino de tercer orden los comunica con Yacuambi, la capital del cantón, hacia el norte y con Zamora, la capital de la provincia al sur.

Durante el camino, varias comunidades sin anuncios de bienvenida, observan tranquilamente pasar al viajero: Napurak, Chapintza, Curiaca, El Kiim y Muchime son unos cuantos ejemplos de comunidades Shuar que viven en una permanente lucha por mantener su forma de vida en armonía con la naturaleza, desafiando a la incesante tentación del "desarrollo occidental"

El Genio

Leí por ahí, o tal vez lo oí en una charla, que en la antigüedad los griegos y romanos creían que la creatividad - esa capacidad de crear algo nuevo: pinturas, piezas de teatro, esculturas, música, conceptos científicos, o lo que fuese - no provenía de la persona sino de pequeños seres divinos que habitaban en las paredes del estudio del artista -genios los llamaban los romanos y demonios los griegos- y que por razones desconocidas y en momentos imprevisibles lo usarían para expresar lo que ellos quisieran.

Cuando oí la historia no pude evitar sonreír frente a esa posibilidad.

Hasta hace poco…